Cuidados íntimos en temporada de calor

By | noviembre 29, 2016

Llega el calor y con él se Incrementan las infecciones genitales en la mujer, por lo que es necesario conocer nuestra anatomía y la manera como funcionamos para identificar tempranamente cualquier dato anormal y recibir tratamiento a la brevedad posible.

Todas las mujeres tenemos secreciones vaginales de forma normal las cuales varían en cantidad y aroma
de manera muy personal, así como también dependiendo de la higiene, momento del ciclo menstrual en el que nos encontremos o si usamos anticonceptivos o alguna otra terapia hormonal; siendo normal que la primera mitad del ciclo sean muy fluidas y transparentes haciéndose más elástica y abundante al momento de la ovulación tomando aspecto de “clara de huevo” el resto del ciclo la secreción se vuelve blanca y espesa pudiendo ser abundante. El olor de la secreción es muy propio de cada mujer y no es maloliente. Los cambios en éstas características (color y olor) o bien la aparición de incomodidad genital tipo ardor, comezón, molestia a la relación sexual o al orinar son señales de la presencia de infección.

Nuestro sistema genital comprende estructuras que podemos ver (externos; labios menores, mayores, clítoris, meato urinario y entrada de la vagina) y los que no podemos ver (internos; vagina, útero, trompas de Falopio y ovarios), y la gravedad de la infección va de menor a mayor dependiendo de la extensión y a la causa de la misma. Existen infecciones que son transmitidas por contacto sexual, pero también existe aquellas provocadas por situaciones que nos predisponen como poca higiene, uso de hormonales, uso de duchas vaginales, tampones vaginales, panti protectores diarios, perfumes genitales, detergentes, cambios hormonales, menopausia, presencia de cuerpos extraños, traumatismos, humedad prolongada, ropa íntima de lycra, falta de ventilación en el área genital, o enfermedades preexistentes como la diabetes o estados en que se curse con disminución de las defensas del organismo como el embarazo. Es por eso que independientemente de la edad de la mujer, o de que tenga vida sexual o no, podemos estar expuestas a padecerlas. Por lo anterior será importante que recibamos atención y revisión periódica aún en ausencia de síntomas para poder detectarlas, conocer su causa exacta y recibir tratamiento apropiado; logrando así conservar una salud genital óptima que nos permita una buena calidad de vida, evitar complicaciones graves y lograr embarazos sanos en las mujeres en edad reproductiva.

cuidado-intimo-mujer

3 CAUSAS MÁS FRECUENTES DE LAS INFECCIÓNES GENITAL:

  1. Trichomonas vaginalis: secreción abundante, espumosa amarillo-verdosa y maloliente con o sin comezón y/o inflamación.
  2. Vulvovaginitis candidiásica (hongo): Dá secreción espesa, blanca con “grumos’ sin olor, con irritación y comezón.
  3. Vaginosis bacteriana (gardnerelia vaginalis principal agente causal): blanquecina grisácea abundante maloliente.

ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL: chlamydta, gonorrea, hermes genital, VIH-SIDA, virus del papiloma humano, sífilis, tricomoniasis.

cuidado-intimo-mujer2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *