Frena la sudoración excesiva con estos trucos

By | enero 16, 2019

La sudoración es un problema tanto de hombres como mujeres. Muchos optan por los desodorantes que ofrecen en el mercado, dejándose llevar por las publicidades que ven en los medios de comunicación, pero no siempre esos productos funcionan tal cual lo esperamos.

Sudar en exceso tiene su nombre. Se llama hiperhidrosis y afecta a muchos en el mundo. Sin embargo, quienes sudan cuando salen al exterior, hacen ejercicios, caminan, etc, pueden optar por los desodorantes del mercado.

Frena la sudoración excesiva con estos trucos

Entre las opciones de los productos están roll-on, en barra, en spray y hasta en crema. La mejor respuesta para los que sudan mucho es el desodorante en barra porque se ha demostrado científicamente que responden mucho mejor en las personas que sufren de hiperhidrosis.

Además de aplicarte el desodorante, se deben seguir algunas recomendaciones importantes. Primero, es necesario bañarse unas dos veces al día, de este modo se elimina la sudoración excesiva. Controla los nervios, la tensión y el estrés. Está más que demostrado que cuando alguien está bajo esas situaciones, tiende a sudar muchísimo. ¡Relájate!

Lava tus axilas con una esponja vegetal porque ayuda a eliminar las bacterias que son las responsables de originar el mal olor. Esa esponja solo debe utilizarse en esa área del cuerpo. Adquiere la tuya y comienza a darle más atención a las axilas. El desodorante no es suficiente.

Opta por la barra antitranspirante pero en gel para que la ropa no se manche, aplícala luego de cada baño y solo en las axilas. Muchas personas se echan el producto hasta en los brazos lo que es un gran error. No exageres. Tras cada ducha, sécate bien las axilas, incluso con un secador sin es posible. La humedad puede ser la responsable del mal olor que te molesta.

La alimentación también juega un papel fundamental en el hedor de las axilas. Dile adiós a los alimentos muy picantes o condimentados, porque ellos son una de las causas de que sudes sin control. Sé precavido.

Cuando vayas a sitios exteriores como campos, patios o jardines, elige ropa fresca, manga corta y de colores claros a fin de evitar los golpes de calor. Cuando haya frío, no te abrigues más de la cuenta porque al final terminarás sudando demás. Hidratarte con agua es importante. Siempre ten a mano una botella con el líquido y bebe cada vez que puedas. De este modo, el cuerpo estará fresco y no transpirarás más de la cuenta.

Sudar es algo normal del cuerpo, es un medidor de la temperatura. Lo indispensable es saber controlar la transpiración con los truquitos mencionados. Si crees que sudas más de lo debido, busca ayuda de un especialista que te recete algún medicamento para frenar la sudoración excesiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *