Las plantas medicinales y sus propiedades

By | enero 3, 2018

El tomillo tiene propiedades digestivas.

tomill oYa hemos tratado en días anteriores el tema de las plantas medicinales. Después de haber visto cuál es el uso que se les da, sobre todo relacionado con técnicas naturales como la homeopatía, hoy vamos a hablar sobre cuáles son las propiedades de esta alternativa a los medicamentos que fabrican las industrias químicas.

Una vez llegado a la conclusión de que la medicina alternativa a veces puede salvarnos de recurrir a la química, utilizando métodos más naturales para conseguir los mismos efectos, e incluso a veces, librándonos de los efectos secundarios que los medicamentos generan en nuestro organismo. Veamos cuáles son las propiedades que nos aportan las plantas medicinales.

Beneficios para nuestro interior

Algunas plantas tienen propiedades diuréticas. Así, ayudan a la gente que tiene problemas en los riñones o en las vías urinarias. Su principal característica es que favorecen la producción de orina, por lo que están altamente recomendadas en las personas que tienen alguna enfermedad renal. Algunos ejemplos son la cola de caballo o el abedul.

Otra propiedad que las plantas medicinales aportan a nuestro organismo es la digestiva. Aunque ya hablamos de que hay que comer despacio para evitar ciertos males como digestiones pesadas, las prisas, las comidas demasiado copiosas, la mala masticación de los alimentos y demás elementos externos provocan que a veces suframos trastornos digestivos. Para estos casos, las infusiones de manzanilla, tomillo, menta, cilantro o mejorana son nuestras mejores aliadas.

cuidado del cuerpo

También podemos gozar de los beneficios expectorantes que nos aportan algunas plantas. Un ejemplo de ello es el anís estrellado, que ayuda a eliminar la mucosidad y toda la suciedad que se acumula en nuestros pulmones y en las vías respiratorias, haciendo que respiremos mejor.

La última propiedad de las plantas medicinales relacionadas con nuestro interior que vamos a tratar es la carminativa, que ayuda a expulsar los gases intestinales. Unos cuantos ejemplos son el anís, la matalahúva, el hinojo o el comino.

Relajantes y antiinflamatorias

Un simple golpe, o una enfermedad muscular, pueden provocar que alguno de los músculos de nuestro cuerpo se inflame. Para evitarlo, podemos optar por una tisana de espliego, romero o malva, que actúan como potentes antiinflamatorios. Están recomendadas para contusiones o infecciones, ya que ayudan a reducir la hinchazón y el dolor.

Por último, trataremos lo que concierne a los efectos relajantes. Ya sean propiedades sedantes, ya sean musculares, plantas como las hojas de naranjo o la valeriana nos ayudan a tranquilizarnos en situaciones de estrés, y también a relajar nuestros músculos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *