Logra unos dientes blancos con simples recetas caseras

By | enero 14, 2019

Con el paso del tiempo, los dientes se van machando por múltiples causas, pero la más común es la falta de higiene (cepillado constante). Las partículas de los alimentos se van acumulando en las piezas y se van generando capas de color amarillenta o marrón.

Sin embargo, además de las cremas dentales existen otros remedios caseros que ayudan a blanquear los dientes de  una manera bastante eficaz. Solo tienes que seguir unos pasos sencillos para preparar los remedios en su tu casa.

Una recomendación es frotarse en los dientes una cáscara de naranja, la parte blanca. Se debe hacer durante unos 45 segundos y luego es necesario cepillarse. Esta acción sin duda irá blanqueando las piezas dependiendo de la frecuencia con la que se haga.

Las frutas son bondadosas y tienen muchas propiedades. Busca una fresa y mézclala con bicarbonato de sodio. Tendrás en tus manos un blanqueador natural que se aplica en los dientes durante 20 minutos, aproximadamente y luego de 30 minutos, hay que cepillar.

Este tratamiento natural solo debe hacerse una vez a la semana o cada 15 días, no se debe abusar porque podría tener efectos secundarios.

Siguiendo en la onda de las frutas, comer todos los días lechosa o manzana contribuye a tener encías sanas y al mismo tiempo, mantiene los dientes más blancos. ¿Lo dudas? Consulta a tu odontólogo de confianza y ya verás.

Si hay un producto que es eficaz en el blanqueamiento dental es el bicarbonato de sodio. Solo se mezcla con un poco de agua y se cepilla de manera regular, tal cual se hace con una crema comercial. El sabor ácido o salado que deja, se puede eliminar con la pasta tradicional que usas a diario. Los resultados se verán muy pronto.

El agua oxigenada con agua regular también tiene efectos limpiadores en la boca. Aplica un poco en un algodón y coloca en los dientes manchados. Una vez terminado este tratamiento hay que enjuagar con abunda te agua.

Si deseas dientes más blancos evita consumir alimentos con mucho color como la remolacha, café, refrescos, etc. Debido a los componentes presentes en esos productos, las piezas tienden a mancharse. Fumar también contribuye a ello. Opta por las comidas donde haya lechuga, pepino, manzana, pera, coliflor y espinaca. Éstos producen una película que protege el esmalte de los dientes, además de aportar mucha fibra.

Sigue estos pasos y tendrás dientes de película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *