Los beneficios de la gimnasia facial contra las arrugas

By | noviembre 6, 2016

Voy a empezar mi primer artículo haciendo una declaración de intenciones hablando sobre ejercicios para mejorar el aspecto de la cara y eliminar arrugas del rostro sin tratamientos químicos. Solo movilidad.

A pesar de que el blog se llama Belleza Femenina quiero darle un toque natural y no sólo enfocado a productos que se pueden comprar en farmacias, parafarmacias o tiendas online, sino que también me gustaría ser capaz de dar ese toque de chica, pon tu granito de arena para estar mejor sin gastar dinero.

Así que voy a empezar con gimnasia facial, que es un método en donde se ejercitan los músculos de la cara con el objetivo de fortalecerlos y evitar la flacidez y las arrugas. Sí, las puñeteras arrugas que cada año se suman a la fiesta de ser una más.

 los-beneficios-de-la-gimnasia-facial-contra-las-arrugas

Los orígenes de los ejercicios faciales tienen todo el sentido del mundo ya que en su origen se tomaron de la fisioterapia y rehabilitaciones. Evidentemente si valen para rehabilitar, es porque fortalecen los músculos, y si las fibras del rostro se hacen más fuertes dejan de estar flácidas y con aspecto cansado.

Lo que vamos a buscar con este tipo de movimientos es corregir la flacidez de la papada, o mejorar el llamado código de barras que no es otro que las arrugas alrededor de la boca. Pues bien, si eres capaz de llevar una rutina vas a lograr con la gimnasia facial cosas que serían imposibles sólo con cremas antiarrugas.

Y es que por mucho que quieras luchar contra la gravedad al final de todo el mejor método es el ejercicio. Al igual que la musculatura del cuerpo hay que cuidarla para que no empiece a colgar, con los músculos de la cara sucede lo mismo. Si quieres unos pómulos erguidos y una papada tonificada no hay más remedio que trabajar ciertos ejercicios para conseguir un efecto lifting natural. Eso o inevitablemente por pasar tarde o temprano por cirugía.

Qué vamos a conseguir con estos ejercicios para la cara

  • Más tensión en la musculatura
  • Disminuir la flacidez
  • Aumentar el volumen del rostro
  • Dar elasticidad y evitar chasquidos de mandíbula.
  • Mejorar el tono de la piel gracias a un mejor riego sanguíneo a la zona ejercitada.

Esto no es la magia de un día. No se consigue de la noche a la mañana. Hay que ser constante y metódica, o metódico, ya que vale igual para mujeres y hombres, pero el caso es que hay que dedicarle todos los días sus 5 minutos. Si lo haces con el cepillado de dientes. ¿Por qué no emplear el mismo tiempo a flexibilizar y mover una musculatura tan importante como es el rostro? Si lo piensas bien, no tiene sentido no hacerlo. El aspecto de nuestra cara es la mayor imagen de nosotros hacia el exterior e indica el estado interior.

Así que una cara saludable, fortalecida con ejercicios va a indicar al mundo entero que nos encontramos bien y con buena salud. Y esto, una vez más no es magia. Es pura biología. Cuando das movimiento al cuerpo fuerzas a todo el sistema a moverse y proveer sustancias, fluye la circulación sanguínea por las venas y llega el oxígeno a las células ahora activas. Pasas de un color blanquecino a un tono rosado.

Además, con los ejercicios también vas a conseguir reducir la tensión que se acumula. No sé tú, pero yo soy de las personas que a veces sin darme cuenta aprieto la mandíbula, o frunzo el ceño. Ejercitando estas zonas consigues relajarlas y obtienes el doble de beneficio. El primero que estás más relajado y el segundo que al dejar de hacer gestos evitas la aparición de las arrugas producidas por ellos.

Voy a adelantarte algo del próximo artículo. Combinar gimnasia facial con masajes relajantes en la cara. Y te estarás diciendo, “si todavía no me has dicho los ejercicios y ya estás introduciendo otra cosa”. Tienes razón, pero es que los ejercicios faciales van a ser también parte de los automasajes para relajar las facciones con lo que mataremos dos pájaros de un tiro.

Te adelanto lo que vamos a lograr con la combinación de ambas cosas:

• Empezar a mejorar el aspecto cansado.
• Un tono de piel más colorido en lugar del blanco efecto luz de oficina.
• Oxigenar las células de la dermis y tonificar la musculatura regenerando los tejidos.
• Piel más elástica y tersa lo que te dará un aspecto rejuvenecido.
• Más eficacia para luchar contra los agentes agresivos del entorno. Al fortalecer el metabolismo con los ejercicios tendrás la piel fuerte y activa.
• Eliminación de toxinas con mayor eficacia. Este punto es consecuencia también del anterior.
• Una expresión del rostro tranquila y una mirada relajada. En general, podrás mirarte al espejo sin fruncir el ceño.

Como resumen, de los beneficios: Salud, energía y bienestar ya que mejorarás la autoestima al sentirte mejor viendo como cada día obtienes un efecto lifting muy muy natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *