Los enemigos de las dietas

By | noviembre 6, 2016

La escena es demasiado habitual: una chica que tras una temporada haciendo dieta, no consigue los resultados esperados. En el mejor de los casos, la cantidad de kilos que ha conseguido adelgazar es muy pequeña, mientras que otras ven como se quedan anclados en el mismo peso o peor aún, siguen engordando a pesar de estar centrando todos sus esfuerzos en ello.

Si este es tu caso, antes de que abandones la dieta queremos darte una última ayuda, ya que es posible que tu caso pertenezca a este grupo. ¿Has tenido en cuenta a los enemigos de las dietas? Son pequeños hábitos que quizás desconoces o incluso haces sin ser consciente pero que influyen mucho a la hora de perder peso o de ganarlo.

Hoy queremos que conozcas a estos enemigos de las dietas para que los reconozcas cuando se sitúen frente a ti y los destierres. Con solo 5 podrás deshacerte de malos hábitos y lograr el peso ideal. Los resultados sobre la báscula seguro que mejoran.

5 enemigos de las dietas

El alcohol

Seguro que lo has escuchado muchas veces, pero no eres del todo consciente de la gran importancia que tiene el alcohol sobre el peso. Las bebidas alcohólicas, tengan la graduación que tengan, son muy calóricas por sí solas. Además se suelen combinar con refrescos que también le suman calorías y azúcar al combinado.

los-enemigos-de-las-dietas
El alcohol está absolutamente prohibido en las dietas

El resultado es una bomba explosiva de calorías que podrían ser perfectamente evitables. Para más inri, lo más habitual es tomarlo por la noche, momento en el que no vas a quemarlo por mucho que des todo de ti en la pista de baile. ¡Piénsalo dos veces antes de pedirte una copa! Alcohol y diversión no están relacionados y puedes ser la misma sin esas copas de más.

Tu salud, tu peso y tu bolsillo te lo agradecerán.

El ejercicio mal enfocado

Aunque estés siendo responsable y estés combinando tu dieta con ejercicio, es posible que lo estés haciendo de manera incorrecta o que no estés llevando a cabo el más indicado para ti. Cada cuerpo tiene una necesidad diferente y cada ejercicio te puede ayudar a perder en una zona o en otra.

Busca el mejor deporte para ti y si puedes, hazlo en compañía. Es más divertido
1475433814_593_los-enemigos-de-las-dietas

Por ejemplo, si lo que buscas es perder barriga, no tiene sentido que te mates haciendo sentadillas, ya que lo que conseguirás es eliminar volumen en las piernas.

En un gimnasio te pueden orientar sobre el mejor ejercicio para ti atendiendo a tu cuerpo, pero si no puedes acudir a uno, Internet es una gran fuente de conocimientos.

La retención de líquidos

Otro caso bastante habitual es que pierdas peso pero tu ropa siga quedándote ajustada o te sientas igual de hinchada que siempre. ¿Has pensado que quizás tu problema es por una retención de líquidos? Hay muchas maneras de saberlo, desde las básculas domésticas que suelen arrojar resultados bastante fieles hasta los estudios antropométricos en farmacias y centros de belleza.

1475433815_767_los-enemigos-de-las-dietas

El agua siempre debe estar presente en tu dieta y en tu vida

Si sueles retener líquidos, deberás cambiar tus dietas y enfocarlas a las diuréticas, como por ejemplo la dieta de la piña. Combínala con infusiones y beber al menos los 2 litros diarios de agua.

Nuestro propio cuerpo

Cambios hormonales, asuntos de salud como por ejemplo el tiroides o la propia genética o el metabolismo son también cruciales a la hora de lograr la efectividad de las dietas. Si tu caso va enfocado a estos derroteros, nuestro mejor consejo es que acudas a un médico para que te ayude a encontrar el mejor tratamiento, ya que cuando depende de salud poco o nada podemos hacer por nosotros mismos.

El reloj

El reloj puede ser tu enemigo o tu aliado en esto de las dietas. De hecho, hay dietas especialmente enfocadas a él, como la Dieta de las 19 horas que te restringe alimentos a partir de las 7 de la tarde.

Una correcta distribución horaria de los alimentos es fundamental para conseguir adelgazar
1475433815_238_los-enemigos-de-las-dietas

En este sentido, es importante que conozcas la importancia de repartir bien los alimentos a lo largo del día. Aunque no seas experta en nutrición, te lo vamos a explicar de forma sencilla para que lo asimiles mejor y sepas ponerlo en práctica.

Los productos más calóricos o poco sanos debes consumirlos prioritariamente antes de la tarde: fritos, grasas, dulces, azúcares… En este grupo también entran las carnes y los hidratos de carbono, que aunque son sanos y absolutamente imprescindibles, se toleran mejor durante el día.

A la hora de la merienda ya debes empezar a cuidar con más detalle lo que comes, ir reduciendo cantidades u optar por alimentos más sanos; por último, para la cena reserva preferentemente verduras, pescados blancos y lácteos desnatados.

Por otra parte, respetar un buen horario biológico te ayudará también a conseguir adelgazar con las dietas. Dormir bien, no trasnochar y respetar el ciclo de 8 horas diarias de sueño es fundamental. Si tu cuerpo te pide una siesta a media tarde no se la niegues. Es totalmente sano aunque fuera de nuestras fronteras sea muy criticado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *