Mitigue el dolor de las quemaduras solares con sencillos remedios caseros

By | mayo 25, 2018

Es normal que con el buen tiempo y la llegada del verano surjan las ganas de broncearse bajo el sol; sin embargo, factores como el horario inadecuado, una piel muy pálida y el exceso de exposición a los rayos solares pueden terminar en desagradables quemaduras, sin dejar de lado, el riesgo potencial de contraer cáncer de piel. Adicional a una hidratar para evitar la descamación, remedios caseros como el gel de aloe vera, ofrecen un efecto refrescante ayudando a aliviar la sensación de quemazón. Conozca sus opciones.

Mitigue el dolor de las quemaduras solares con sencillos remedios caseros

Remedios caseros para tratar las quemaduras

¿Remedio de urgencia? el agua

Aplique un paño humedecido en agua directamente sobre el área quemada; con ello no solo sentirá alivio inmediato, sino que mitigará las molestias futuras de una quemadura por el sol. Si quiere potenciar el efecto, incorpore – a partes iguales – vinagre, ingrediente eficaz, para extraer el calor.

Aloe vera

Aplicar el gel de aloe vera en la zona afectada varias veces al día,  contribuye a paliar el dolor y la quemadura del sol, con el plus de la acción de una planta que previene la descamación de la piel muerta.

Pepino

Suaviza la piel quemada y dale alivio al enrojecimiento con pepino; bastará con que rebane uno para aplicar capas a lo largo de la quemadura y dejarle reposar por espacio de 10 a 15 minutos.

Clara de huevo + aceite de oliva

Si quiere extraer el calor y ofrecerle a su piel una mejora general nada más idóneo que combinar la acción del aceite de oliva con la clara de huevo; mientras el primero le hidratar, el segundo evitará la descamación. La mascarilla se consigue mezclando una clara de huevo batida a punto de nieve, con un generoso chorro de aceite de oliva extra virgen, el resultado ha de ser una pasta homogénea que aplicara sobre la zona afectada varias veces al día.

Vitamina e

Las capsulas de vitamina E  son un excelente antioxidante, que aplicado en la piel quemada por los rayos solares, disminuye la inflamación  y la suaviza.

Las quemaduras en la piel pueden evitarse:

No es un pecado adquirir un bronceado perfecto siempre que se consiga de la forma adecuada; para empezar, evite el uso de productos bronceadores elaborados a base de vaselina, consejo que toma mayor fuerza, si su piel es blanca y muy clara. Asimismo, no deberá exponerse a los rayos solares entre las 11:30 y las 16:30 puesto que son los más fuertes y dañinos. Esto no es todo, agréguele:

  • Mantener hidratada su piel, para ello, tendrá que beber grandes cantidades de agua antes, durante y después de la exposición al sol.
  • Aplicar en cada parte de la piel a exponer, protector solar con factor de protección de 15 a 30.
  • Utilizar ropa ligera y de colores claros, con ello conseguirá repeler el sol ya que las tonalidades oscuras y negros intensifican su acción en el cuerpo. En este sentido, conviene el uso de una gorra o sombrero de ala ancha, incorporando además gafas de sol, sobre todo, cuando pretenda estar bajo sus rayos por un período de tiempo prolongado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *